Probando el Famoso Oil Pulling

Probando el Famoso Oil Pulling

¿Os suena la técnica del Oil Pulling? Vamos a ver en qué consiste y por qué es tan popular.

Es una práctica frecuente en la medicina ayurveda, uno de los sistemas médicos más viejos del mundo. Con el Oil Pulling, conocido en la ayurveda como gundusha, conseguimos librarnos de las bacterias y gérmenes que habitan en la boca. Según los médicos, son la causa de enfermedades como la bronquitis, además de problemas de corazón, sangre, intestinos, hígado y pulmones. Eeeeew.

¿En qué consiste? Con el estómago vacío, hay que verter un par de cucharadas de aceite de coco en la boca, y enjuagar bien durante veinte minutos. Durante el enjuague, tenemos que asegurarnos de que el aceite llegue a todos los rincones de la boca: garganta, entre los dientes, por encima de las encías…

Es como usar un colutorio, pero multiplicado por cien. Al entrar en contacto con el calor del interior de la boca, el aceite de coco empieza a derretirse, alcanzando una consistencia más líquida que facilita considerablemente la técnica.

Oil Pulling Para Qué Sirve

Tiene su lógica: el aceite arrastra, atrae y retiene los gérmenes que campan a sus anchas por nuestra boca. Al expulsarlo, todo eso desaparece con él. Imaginad que es una especie de esponja que absorbe toda esa basura y deja nuestra boca mucho más limpia y libre de bacterias.

Recuerdo haber leído hace tiempo que Gwyneth Paltrow se hacía enjuagues con aceite de coco. Lo contó en un par de entrevistas. Simplemente, leyó sobre la técnica en internet, le sonó bien y decidió probarlo. Se llevó una sorpresa cuando vio que, cada vez que lo hacía varios días seguidos, tenía los dientes más blancos. Y eso que es una actriz de Hollywood y que ya los tiene blanquísimos. ¿Oil Pulling funciona para blanquear los dientes, entonces? Sí. Lo he probado, y blanquea los dientes un tono.

Las bloggers que llevan años con esta práctica aseguran que su salud oral ha mejorado en general. Todas tienen los dientes más blancos y menos sensibles. Aunque logremos “solo” eso, merece la pena. Hay otras experiencias mucho más entusiastas en la red –me ha cambiado la vidaaaaaa-, pero siempre es mejor que veamos este ritual bajo una perspectiva realista.

Es normal que el aceite de coco aparezca como invitado estrella en esta fiesta. Es el súper aceite, el más famoso de todos. Lo podemos usar para nutrir el cabello, para retirar el maquillaje, para hidratar la piel… y también para el Oil Pulling. Es el que utiliza la propia Gwyneth. Según las revistas de moda, también Miranda Kerr.

Además, al tratarse de un aceite antibacteriano, se supone que la acción limpiadora es aún mayor. Puede acabar incluso con la bacteria Streptococcus Mutans, la causante de la caries. Lo mejor es que el aceite de coco sea orgánico y lo más puro posible.

Las amantes del Oil Pulling de nivel avanzado prefieren usar aceite de sésamo. Es el que se utiliza de forma tradicional; dicen que es el más indicado para esta técnica. Es una elección personal. Mi opinión es que cualquiera de los dos es ideal para un Oil Pulling perfecto pero siempre podéis probar ambos para ver cuál os deja mejor sensación después.

Es importante no tragar el aceite durante el enjuague. Lógicamente estaríamos llevando toda esa suciedad directamente al estómago. Ugh. Y tenéis que escupir el aceite en la basura porque el aceite de coco se solidifica y se atasca en las tuberías.

Tampoco es necesario que lo hagáis nada más despertaros. Lo único que importa es que se haga con el estómago vacío. ¿A qué esperáis para probarlo?

One Comment
  1. Tenía pendiente recomendarte esta técnica (que leí en The Skinny Confidential), una vez más ya lo tenías cubierto. A ver si me hago un intensivo de tu blog ?

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *