La Dieta de los Vikingos

La Dieta de los Vikingos

La dieta nórdica se ha puesto de moda. No es más que una variedad de la dieta de los vikingos, sus ancestros.

La dieta fue creada por un grupo de nutricionistas en 2004, después de que los niveles de obesidad empezaran a aumentar en Suecia, Noruega, Finlandia y Dinamarca. El objetivo del regimen era reducir la presión sanguínea a través de alimentos locales y de temporada, sin aditivos.

Es una dieta alta en vegetales crucíferos, tubérculos, bayas, manzanas, granos integrales, proteínas magras obtenidas de animales alimentados de pasto, una pequeña selección de lácteos, champiñones, ajo y musgo. La dieta nórdica contiene mucha fibra y poco azúcar, algo bueno para el organismo.

Pero para entenderlo, ¿qué comían los vikingos? 

 

 

Se sabe que la dieta vikinga era saludable. Era losuficientemente completa como para que la población fuera capaz de sobrevivir en un ambiente muy duro. Según la revista History, un vikingo pobre estaba mejor alimentado que un hombre medieval rico.

La base de la dieta vikinga era la carne. La consumían a diario, sin importar sus recursos. El impulso cazador hacía que la carne de cualquier animal se considerara válida para la cazuela. El cerdo, al ser fácil de criar, era la carne más accesible. Pero los vikingos preferían carnes como la de res, cordero, cabra o reno. También eran aficionados a cenar carne de caballo. La práctica fue luego prohibida por la Iglesia Católica, al considerarla pagana.

Los arenques eran el plato favorito para las travesías por mar abierto. Los preparaban ahumados, salados o conservados en vinagre.

 

 

Por culpa del cine y las series, imaginamos al hombre vikingo como un salvaje que después de una jornada estándar de saqueos y asesinatos, se sentaba a comer una pata de venado cruda acompañada de litros de alcohol.

En realidad, la alimentación vikinga era variada y sabrosa. Eso se sabe gracias a las excavaciones que revelaron que incluso utilizaban condimentos como el cilantro, el rábano, el comino y el eneldo.

El manjar estrella de la dieta de los vikingos era el skause, un estofado que se cocía durante días. Luego se servía con corteza de abedul y zanahorias blancas. Otro de los platos populares era el skyr, un queso fermentado muy parecido al yogur. Los vikingos lo preparaban con fruta y canela. La versión pasteurizada del skyr hecha en Islandia se vende en el Reino Unido como súper alimento. Tiene un 12% de proteína y solo un 0,5% de grasa.

 

 

No nos podemos olvidar de la hidromiel. Es la “cerveza” de los vikingos y la bebida alcohólica más antigua de la historia. Es la primera de la que se tiene constancia gracias a un cuerno del siglo I a.C que se descubrió en el fondo de un pantano de turba en Alemania.

La receta es bien sencilla: miel y agua. La cantidad de miel determinaba la graduación alcohólica, de unos 10º. Aunque la hidromiel formaba parte de la vida cotidiana vikinga, su proceso de fermentación tenía un poder casi místico. Se consideraba un elixir de dioses. Era la bebida favorita de Erik el Rojo, el conquistador de Groenlandia

Los investigadores creen que era la razón de la gran longevidad de los pueblos vikingos. La razón es el poder anti-bacteriano de la miel. “Antiguamente, la gente moría a los 30 ó 40 años. Cualquier alimento que previniera la aparición de infecciones ayudaba a que la gente viviera mucho más”, dijo un microbiólogo de la Universidad de Lund en Suecia.

 

 

Pero no idealicemos la dieta de los vikingos. Gracias a los análisis de sus fosas sépticas sabemos que tenían los estómagos llenos de gusanos y parásitos. Comían alimentos en mal estado y vivían en contacto con animales sucios.

Esa teoría se confirmó gracias al coprolito que se encontró en un asentamiento vikingo de York. El material indica que el hombre que lo expulsó se alimentaba de carne porcina infectada. El pobre vikingo, aunque fuerte y grande, sufrió de montones de problemas estomacales que le hicieron la vida imposible.

Las excavaciones también encontraron algo muy interesante: restos de semillas no digeridas. Eso demuestra que el pan que comían estaba hecho de alguna maleza perjudicial para el ser humano.

 

dieta vikinga

 

La conclusión es que esta raza tan orgullosa se las arregló para alimentarse de forma variada en un lugar en el que la comida escaseaba. Fueron capaces de organizarse, planificar y actuar. Consiguieron una dieta creativa y saludable.

¿Qué os parece la dieta de los vikingos?

5 Comments
  1. Disculpa, Daiquiri, una pregunta al margen del tema del post pero es que he contactado a Cult Beauty y no he obtenido respuesta: El domingo estaba a punto de hacer un pedido pero uno de los productos que queria estaba fuera de stock y decidi esperar al lunes por si reponian. El caso es que el domingo tenian una promo por la que, a partir de cierto importe, te enviaban una cajita con muestras de los best sellers del 2017 y ayer ya no la vi, sabes a que cajita me refiero y si puede ser que se haya agotado ya? Mil gracias!

  2. No he dicho nada, acabo de ver que, efectivamente, la oferta acabo y me quede sin ella 🙁
    (Perdon como siempre por no acentuar, teclado anglosajon…)

  3. Muy, pero que muy interesante, además de fuertes y algo buenos para las invasiones, eran fanáticos de las largas cabelleras, haber si tanta proteína les ayudaba…

  4. ¿ Será por eso que se desarrollaban tan alros grandes y fuertes?

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *