El Secreto de Gabriela Isler Para Ganar Miss Universo

El Secreto de Gabriela Isler Para Ganar Miss Universo

En 2012, una modelo llamada Maria Gabriela Isler se convirtió en Miss Venezuela.

Recuerdo haber visto un par de entrevistas suyas antes de la final. Siempre supe que iba a ser la ganadora. Llamaba la atención su seguridad, su forma de hablar. Parecía una de esas mujeres a las que la competencia no les preocupa en absoluto. Tampoco se la veía muy pendiente de destacar por encima de las demás. Intuí que era una chica tranquila, que nunca se mete con nadie y que va a su rollo. Había concursado de una manera sana, sin que le fuera la vida en ello. A veces, así también se gana.

 

 

Aún así, yo estaba convencida de que su éxito terminaba ahí. En los últimos cuatro años, Venezuela había ganado Miss Universo dos veces seguidas. Los venezolanos iban a tener que esperar mucho, mucho tiempo, antes de volver a ver a una paisana suya con la corona.

Pasó un año. El 9 de noviembre de 2013, tuvo lugar la final de Miss Universo en Moscú. La favorita era la canaria Patricia Rodríguez, la Miss España más guapa que hemos tenido nunca.

A medida que la final avanzaba, todas las chicas fueron quedando atrás. Llegó el momento de decir el nombre de la ganadora. Gabriela Isler se convirtió en Miss Universo 2013 y Patricia quedó segunda. Menuda sorpresa.

 

 

Cuando me metí en su Instagram, me sorprendió ver que Gabriela Isler siempre había estado convencida de su triunfo. En todo momento hablaba de Miss Universo como el sueño que iba a hacer realidad. ¿Tan claro lo tenía? Siendo realistas, era muy poco probable que ganara. Pero ella siempre estuvo convencida de que lo lograría… y lo logró. 

Cuando la semana pasada vi que había publicado en su blog un relato llamado La Puerta Secreta, en el que explicaba cómo había sido su preparación mental para ganar la corona de Miss Universo, corrí a leerlo. Sabía que iba a ser un texto que podía servir de ejemplo para lograr nuestras metas sin perder los nervios por el camino. Sabía que tenía que hablaros del tema.

 

 

Los entrenadores venezolanos enseñan a las chicas a hablar ante las cámaras y a transmitir seguridad, pero la paz interior es cosa de cada una. Gabriela Isler decidió trabajar esa parte tan importante por sí misma, sin la ayuda de nadie.

Su fortaleza mental hizo que nada ni nadie pudiera generar temores en ella. Aunque no lo especifica, supongo que se refiere a las opiniones ajenas. O a las noticias que iban saliendo sobre Miss Universo. Por ejemplo, eso de que lo tenía crudo para ganar porque dos paisanas suyas acaban de hacerlo. O saber que otro país iba a enviar a una candidata muy fuerte. Es muy fácil desanimarse cuando uno va detrás de un objetivo difícil. Gabriela Isler eligió no permitir que ningún pensamiento negativo la perturbara. Si algo es para nosotras, no hay que preocuparse por los obstáculos: se caen por el camino. Creedme, es verdad. Gabriela Isler lo sabía.

 

 

Gabriela Isler explica en su relato que sus inseguridades fueron identificadas y asimiladas. Esto es muy importante. Reconocer nuestras debilidades nos hace más fuertes. No es necesario que luchemos contra ellas, pero podemos trabajar con ellas codo con codo. Gabriela aceptó sus fallos, entendió que había etapas de su vida que no estaban superadas, y empezó a cerrar puertas. Para ello, creó un ejercicio, en el que cada día tenía que anotar una de sus inseguridades y ponerle remedio.

Estar lista para que se cumpliera su deseo también fue una parte importante en su proceso. Puede que su victoria ya estuviera escrita, pero Gabriela Isler tenía un trabajo que hacer. En su día de presentación ante los medios, eligió un abrigo azul porque el azul es el color de la realeza. Recordad que en Latinoamérica las misses son conocidas como reinas. Normal… llevan una corona en la cabeza. Vestirse y comportarse como toda una reina fue la forma de bailar en armonía con el destino.

 

 

Todo lo demás es historia. Llegó la final, y tal y como ella había previsto, los impedimentos fueron quedando atrás. Las misses que seguramente le habían preocupado, ya que ese año hubo una competencia muy dura, cayeron una por una. Todo ello sin pisarle la cabeza a nadie, sin ser demasiado exagerada, sin obsesionarse y sin estar pendiente de lo que hacían las demás.

Solo ella, tranquila, confiada y con la certeza de que lo que era suyo nada ni nadie iba a poder quitárselo.

 

 

Gabriela es todo un ejemplo inspirador para que nos quede claro que podemos conseguir todo lo que nos propongamos. Nuestro mayor enemigo solo es uno… el que vemos reflejado en el espejo.

4 Comments
  1. Hola Daikiri! Muy motivador el post. De hecho creo que la belleza tiene que ir acompañada de seguridad,sino ni se luce, y por mucho que una mujer se esfuerze en mejorar su físico,si no trasmite esa seguridad, carisma o lo que sea,todo es en vano. Por este motivo me gustaría sugerirte cubrir mas temas así,que creo que son igual de importantes o mas, que los aspectos meramente fisicos. He visto muchas mujeres y yo misma me incluyo en esa lista que pierden puntos, por precisamente este motivo. Estaría bien aprender a mejorar estas cosas, pero es muy muy complicado, para mi al menos. Require trabajo que no se ni por donde empezar.
    Te felicito como siempre por tu trabajo diario y lo bien que lo haces!

    1. No pasa nada, nadie nace con una seguridad arrebatadora de nacimiento; es algo que hay que trabajar y aprender. Voy a intentar escribir algo al respecto, aunque eso solo se aprende practicando.

  2. Yo soy venezolana y me pasó igual que tú, desde que la vi en el vídeo de la entrevista con el jurado venezolano supe que iba a ganar nuestro concurso nacional, ¡pero nunca pensé que se haría con la victoria en Miss Universo! También recuerdo que ella estaba muy convencida y eso también me parecía sorprendente. ¡Y admirable!
    Quería preguntarte cuando vas a escribir un segundo libro, si tienes pensado hacerlo. Tu libro me gustó mucho y ya lo he leído tres veces, me encantaría leer otro. Gracias hermosa.

  3. Nunca me pareció la mejor, hay algo muy travesti en ella. Me parecían más hermosas Great britain, India, USA y Spain. Pero bueno, quizás era más carismática y eso le dio el triunfo.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *